Graves, pero estables y fuera de riesgo vital, internados en la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital del Trabajador Achs, se encuentran dos de las seis personas que resultaron heridas en el derrumbe de una cornisa ocurrido la tarde de ayer en el centro de Santiago.

Uno de los peatones afectados llegó directamente a este centro asistencial, mientras que el conductor de la camioneta impactada por el bloque de cemento fue derivado desde el Hospital Clínico de la Universidad Católica. Una tercera paciente, que fue trasladada desde la Posta Central, fue dada de alta.

El médico jefe del Servicio de Urgencia del Hospital del Trabajador, Juan Carlos Zurita, señaló que Sergio Silva García, de 54 años, funcionario de la Municipalidad de la Reina y quien conducía el vehículo fiscal, sufrió una fractura de cráneo, específicamente en hueso temporal derecho, sin hemorragia ni compromiso neurológico. También presenta una fractura expuesta de su dedo índice derecho, que requirió aseo quirúrgico en pabellón.

Sergio Silva está siendo atendido por un equipo multidisciplinario de médicos, entre los que se cuentan neurocirujanos, traumatólogos y otros. El doctor Zurita indicó que en los próximos días se le practicarán nuevos exámenes para observar su evolución y que se calcula un tiempo de hospitalización de aproximadamente dos semanas.

En la misma unidad del Hospital del Trabajador se encuentra Luciano Zapata Sepúlveda, de 62 años, quien también está fuera de peligro.

PUB/CM