La Feria Internacional del Libro de Santiago (Filsa) fue suspendida por esta jornada luego de una fuga de gas que afectó a la intersección de las calles Morandé y General Mackenna.

De acuerdo a la información proporcionada por Bomberos, una rotura de cañería generó el incidente, por lo que voluntarios de tres compañías trabajaron para controlar la situación.

Debido a este hecho se cortó el tránsito en el sector de General Mackenna, ocasionando congestión en la zona.

Además, como medida de precaución se evacuó a las personas que se encontraban en la Filsa en la Estación Mapocho.

Ante esto, se decidió además que la actividad se suspendiera durante esta jornada, abriendo sus puertas nuevamente el miércoles.

PUB/CM