Un subcomisario de la PDI, identificado como Franco Andrés Collao Ramírez de 38 años, murió este jueves luego que se enfrentara con un grupo de cinco desconocidos en pleno centro de Santiago.

El hecho ocurrió en la intersección de Erasmo Escala con Cienfuegos, en donde el funcionario de la Brigada del Cibercrimen, junto a su esposa que también pertenece a la institución, sorprendieron a los hombres robando en un centro comercial.

Pasadas las tres de la tarde, el funcionario llegó hasta el Hospital San Juan de Dios con una herida de bala calificada como grave, además de un  importante compromiso de conciencia, recinto asistencial donde finalmente falleció.  Debido a este hecho, personal de Carabineros y de la PDI realizan un operativo para dar con el paradero de los antisociales.

Los maleantes en tanto, según informa Radio Bio Bío, se dieron a la fuga en un automóvil rojo marca Nissan, el cual estaba encargado por robo, y que fue abandonado minutos después en Estación Central.

Los hechos

El subsecretario Collao, que se encontraba de franco, estaba en compañía de su esposa -que tiene un embarazo de seis meses- realizando compras cuando se encontraron con la escena, decidiendo el fallecido intervenir.

Posteriormente, se confirmó que a las 15:20 horas se dio el aviso de un vehículo encontrado y que sería el usado por los antisociales en el robo, el cual es periciado para obtener datos que permitan dar con los responsables.

La mujer del fallecido oficial, también debió ser atendida en el centro asistencial, aunque no presentaría lesiones de gravedad.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy aseguró que el Gobierno presentará durante este viernes una querella por homicidio calificado. Esta figura legal será la usada para obtener una pena más alta, como confidenció el propio funcionario en una rueda de prensa al exterior del centro de salud.

PUB/CM - VJ