Cerca de 30 funcionarios de Gendarmería se encadenaron la mañana del jueves en las puertas del Ministerio de Justicia, luego de que se confirmara la renuncia del director de la institución, Tulio Arce, en medio de la polémica por las millonarias pensiones y licencias falsas de funcionarios.

El vocero de la Asociación de Funcionarios de Gendarmería, Carlos Orellana, afirmó que "no avalamos las irregularidades, si hay alguna licencia fraudulenta eso tendrá que ser investigado", agregamdo que "si hay algo fraudulento tendrán que hacerse los sumarios correspondientes".

El presidente de la asociación de funcionarios afirmó también que la salida del director de la institución es una "decisión errática nuevamente por parte de la ministra", aunque descartó pedir la renuncia de la secretaria de Estado Javiera Blanco.

"Creemos que el gobierno a través del ministerio de justicia nos ha abandonado, no vamos a claudicar en defender los derechos de los trabajos de los funcionarios, vamos a llegar hasta las últimas consecuencias", anunció. 

Los funcionarios llegaron más tarde al Consejo de Defensa del Estado, donde entregaron una carta y reiteraron que "este es el primer plan de acción" y que no "vamos a claudicar en defender los derechos de los funcionarios de gendarmería. Todo lo que hemos ganado ha sido a sangre y fuego".

PUB/NL