Los funcionarios del Servicio Electoral (Servel) rechazaron los cuestionamientos que ha hecho a su trabajo la Nueva Mayoría, a raíz de la fallida inscripción del conglomerado oficialista en el proceso de primarias con miras a las elecciones municipales de este año.

Mauricio Soto, a nombre de las asociación de funcionarios del Servel a nivel nacional, leyó un comunicado en que brindan su apoyo a la directora (s) del servicio, Elizabeth Cabrera, y precisó que tal como señalan "los parlamentarios y personeros de Gobierno,las instituciones deben funcionar. Nosotros esperamos exactamente lo mismo, que respeten la autonomía del servicio, y que quienes se sientan perjudicados escojan el camino que estimen conveniente para revertir esta situación".

Soto indicó que en la jornada de ayer los funcionarios se reunieron con Cabrera y conocieron su versión de los hechos. "Ella nos confirmó todo lo que ha salido en los trascendidos de prensa y, por lo mismo, nosotros consideramos oportuno, necesario, que las asociaciones también tengan una opinión ante la ciudadanía respecto a todos las críticas y los cuestionamientos del sector político".

Y dijo que su declaración va en relación a la reciente Ley de fortalecimiento del Servel. "Al Servicio Electoral se le entregaron nuevas atribuciones y funciones y el reconocimiento constitucional, y hoy día se está cuestionando nuestra independencia y nuestra autonomía al decidir".

En su declaración pública, las asociaciones de funcionarios del Servel señalan:

"Manifestamos nuestro absoluto rechazo a la serie de críticas y cuestionamientos que se están ejerciendo sobre nuestra institución, debido a la fallida inscripción que hoy afecta a la Nueva Mayoría.

Queremos hacer presente que somos un servicio autónomo, con una larga trayectoria reconocida por todos sectores políticos. Todas nuestras actuaciones y procesos eleccionarios los hemos realizado con profesionalismo, compromiso y con estricto apego a la normativa legal.

No podemos como servicio asumir los errores, desprolijidad, desorden y falta de acuerdos por parte de un sector político, que lo único que hace es dañar la credibilidad de nuestra institución y de todos sus funcionarios.

El Servicio Electoral ha dado garantía de transparencia a todos los sectores políticos y ciudadanía en general. Por esta razón, el Gobierno y los parlamentarios aprobaron la autonomía constitucional y una serie de funciones y atribuciones que hoy están siendo cuestionadas por los mismos que legislaron.

Agradecemos el apoyo de la ciudadanía que valora y respeta nuestra autonomía".

PUB/CM