En la intesección de Alameda con Vicuña Mackenna -sector Plaza Baquedano- rumbo al centro de Santiago, cerca de 70 personas realizan una protesta intermitente y pacífica, bajo la atenta mirada de Carabineros.

Se trata de 53 funcionarios públicos de la Región de Atacama que llegaron a Santiago con el fin de ir hasta La Moneda y contar la situación que les aqueja desde hace 35 días, ya que están en paro reclamando un bono prometido por el Gobierno.

Estas personas, más algunos simpatizantes, bajan a la calzada cada vez que el semáforo lo permite, y manifiestan su postura. Cuando la señal del semáforo le da el paso a los vehículos, Carabineros se encarga de despejar la vía.

El dirigente regional de los funcionaros y también dirigente de la ANEF, Samuel Gutiérrez, dijo que "guardando las comparaciones y las proporciones, nosotrtos estamos igual que los trabajadores del caliche que marcharon a Iquique en 1907 para hablar con el patrón, porque en la mina en el caliche no les escuchaban".

"Nosotros hoy hemos llegado en otros términos, tal vez cómodamente viajando en un bus, pero hemos venido 53 compañeros de Atacama a decirle al partrón, a decirle a La Moneda, a decirle al gobierno de la Nueva Mayoría que cumpla el compromiso que ha firmado con los trabajadores de la Región de Atacama, con los trabajadores del sector público el año 2014", indicó Gutiérrez.

El dirigente agregó que "hay un protocolo de acuerdo que considera una serie de temas, como educación, salud, agua vivienda, medios de comunicación, que el Gobierno ha avanzado practicamente nada en estos temas, Y más encima, ahora una asignación que se había dado a los funcionarios de la región por vivir en esa zona, que demostramos después de una década que en realidad, si bien fgeográficamente no estamos lejos de Santiago, pero económicamente si. Eso el Gobierno no lo está cumpliendo".

Los trabajadores de Atacama tienen programado llegar hasta La Moneda durante esta jornada, para plantear su postura.

PUB/CM