Junto con efectuar un llamado a retomar sus funciones tras aprobarse el 3,2% de reajuste al sector público, el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, cifró en 6 mil personas que participaron en el denominado banderazo de los trabajadores del Estado y que terminó con incidentes en los alrededores de La Moneda. Junto con ello indicó que dos personas resultaron lesionadas y tres fueron detenidas. 

“Nosotros hemos dicho reiteradamente que todas las personas tienen el derecho a manifestarse de forma pacífica. Lo de afuera fue un conato menor”, indicó la autoridad, quien aseguró que los incidentes se originaron luego que los empleados fiscales traspasaran las vallas papales que protegen las cercanías del palacio de gobierno. 

Por otra parte, Aleuy especificó que los heridos fueron un civil y un carabinero que se encuentran en los centros hospitalarios correspondientes. Mientras tanto, los detenidos serán puestos a disposición de los tribunales para que se tomen las acciones legales correspondientes. 

Sobre la propuesta que ayer fue aprobada en el Congreso, pese a que los dirigentes del sector público no compartían el guarismo, el subsecretario valoró el fin del paro que se arrastró por más de tres semanas. 

En este sentido, la autoridad sostuvo que “el país ya tomó una decisión en función a una propuesta del gobierno que estaba dentro del marco económico y financiero que tenemos en este momento”, remarcando que “ya no hay más instancias” para cambiar la decisión adoptada por el Ejecutivo y el Legislativo. 

“Lo que corresponde ahora es volver a la normalidad para atender a las personas que el paro afectó, en este caso los más pobres. Esperamos que los funcionarios públicos retomen su trabajo en la brevedad”, señaló.