El presidente de Fundación Iguales Luis Larraín llegó hasta la embajada de Estados Unidos en Santiago para expresar sus condolencias por la masacre en un club gay de Orlando, Florida, que costó la vida a cincuenta personas y dejó al menos 53 heridos. 

Según indicó Larraín a 24 Horas, el atentado significa "un ataque contra todas las personas que creemos en la libertad, en que cada uno puede seguir el camino y estilo de vida que le acomoda. Todas las personas que creemos en la igualdad de derecho y la no discriminación", afirmó.

Con relación a Omar Mateen, autor del brutal ataque, Larraín fue enfático en destacar al individuo de origen afgano, como "una persona que va a pasar a la historia negra de la humanidad". 

Durante toda la tarde noche de este domingo, decenas de personas han llegado hasta la embajada para realizar una velatón en nombre de las victimas del furioso ataque.

Muestras de solidaridad que fueron apreciadas por el embajador Michael Hammer, quien agradeció "el pésame y apoyo del pueblo chileno", asegurando que ambos países "compartimos valores como el respeto a la igualdad y la diversidad".

PUB/SVM