Con el objetivo de abrir la discusión pública, en el marco del proyecto de Ley de Garantías de derechos de los Niños, es que la Fundación San Carlos de Maipo propone una Agenda con 22 medidas para la Infancia. “Nos asiste la convicción que no se ha explicitado adecuadamente la real capacidad del Estado para brindar protección a nuestros niños y niñas, en particular a quienes sufren altos niveles de exclusión, pues están al margen de las políticas públicas o, estando bajo tutela del Estado, siguen sufriendo graves vulneraciones”, explica Marcelo Sánchez, gerente general de la institución.

Durante el mes de marzo, se presentó la Política Nacional de Niñez y Adolescencia 2015-2025 y se firmó el proyecto de ley que crea la Defensoría de los Derechos de la Niñez. Este último proyecto se suma a los dos en discusión que crean la Subsecretaría de Infancia y el Sistema de Garantías de Derechos de los Niños. “La discusión ha dejado entrever importantes brechas, la discusión en particular del Proyecto del Sistema de Garantías ha sido compleja pues éste  no responde en proporcionar mecanismos de financiamiento para su implementación, lo que reduce evidentemente cualquier impacto real sobre la garantía de derechos”, señala el ejecutivo.

A juicio de la Fundación es necesario contar con una Institucionalidad comprometida, Una política y un reglamento que haga operativo el sistema de protección, y un plan de acción.

Las 22 Medidas para la Infancia:

1. Desinternación efectiva de niños y niñas es fundamental trabajar por mejorar y potenciar el sistema de familias de acogida y la ley de adopciones, a fin de acortar los procesos de adopción y lograr alcanzar una cobertura de aproximadamente 13 mil niños y niñas.

2. Cobertura de Tratamiento de Drogas, en aquellos delitos de mayor connotación, en un 50% de los casos la droga ha estado presente y en un 30% ha sido la razón fundamental (Estudio de Trayectorias delictuales en Jóvenes Adolescentes PUC 2015). Existen terapias multi sistémicas que cuentan con evidencia, pero que no cubren un número importante de la cobertura requerida.

3. Uno cada tres niños y niñas está con riesgo de ausentismo, y se estima en 150 mil los niños y jóvenes en riesgo de Deserción Escolar. Es importante constituir redes comunales que apoyen la reducción de factores de riesgo tales como problemas de convivencia, trabajo infantil, dificultades académicas, baja motivación escolar, dificultades en competencias parentales, etc...

4. Trabajo Infantil, más de 200 mil niños y niñas se encuentran bajo riesgo físico y emocional en oficios fuera del margen de la ley (OIT PDI). Se requiere de mayor fiscalización y regulación de los espacios en que puedan desempeñar trabajos que no atenten contra su escolarización ni su normal desarrollo.

5. Erradicación de la Explotación Sexual Infantil, los datos que existen datan de hace más de 10 años, donde se estima en 4.000 los niños y niñas que sufren de explotación sexual infantil (OIT SENAME 2003). Un primer paso es actualizar las cifras, visibilizar el problema y trabajar en conjunto a las policías. Asimismo, se requiere de una oferta especializada para la atención de los niños y niñas víctimas de este delito.

6. Prevención del Abuso Sexual Infantil, que no sólo se trate de intervención con los menores, sino también incorporar a los padres u otros cuidadores significativos.

7. Más de un 40% de los Niños Migrantes ha sido víctima de algún nivel de discriminación (UDP 2012). Urge promover e implementar instancias de valoración e inclusión de las distintas culturas.

8. Es fundamental continuar y aumentar la implementación de programas locales que apunten a mejorar las Habilidades Parentales, de padres o cuidadores para fortalecer el vínculo entre los niños, niñas y jóvenes con su familia y con la comunidad.

9. Un sitio eriazo, un microbasural, un Entorno Degradado afecta el desarrollo positivo de la infancia. Se requiere de espacios que fomenten la buena convivencia, el deporte y la recreación.

10. Dentro de sus líneas de acción, Fundación San Carlos de Maipo (FSCM), junto a otras instituciones, impulsó la visibilización de los Niños y Niñas en Situación de Calle, a través de un Observatorio de Infancia el cual visibilizar de manera objetiva y rigurosa esta compleja realidad del país. Hoy cerca de 3.000 niños viven en Calle y nos interpela a que avancemos en políticas que los protejan de manera efectiva. Este fenómeno constituye una manifestación profunda de abandono y un espacio fértil para graves vulneraciones con implicancias serias en el futuro de los NNAs y de la sociedad en su conjunto

11. Atención diferenciada según niveles de complejidad de la realidad y vulneración de derecho de los niños y niñas, menores de 14 años que han cumplido un delito, con el fin de abordar estrategias preventivas que eviten situaciones de riesgo asociados a comportamientos delictivos.

12. En Chile las cifras de analfabetismo funcional escolar son alarmantes considerando, por ejemplo, que alrededor  del 44% de población chilena no entiende lo que lee o un 51% no puede resolver operaciones matemáticas básicas. Esto evidencia la necesidad de apoyar iniciativas orientadas a la mejora del sistema de educación formal chileno, caracterizado por la equidad y la inclusión.

13. Cunas y salas de clase inclusivas que permitan la adecuada integración de niños y niñas con Necesidades Educativas Especiales (NEE), es necesario contar  con iniciativas que permitan asegurar un ambiente pre escolar y escolar que fomente el desarrollo integral de nuestros menores, en especial, hacia aquellos niños o niños con NEE. 

14. Aumentar calidad competencias de técnicos y profesionales que trabajan en salas cuna o que están al cuidado de la primera infancia es fundamental. Los niños o niñas que tienen experiencias de cuidado estables, reguladoras y seguras tienen mayor probabilidad de aprender habilidades socioemocionales vitales para un desarrollo mental sano.

15. Abrir los colegios como centros de promoción y protección una vez que termine la jornada además de entregar oportunidades de desarrollo y fortalecimiento al proceso de aprendizaje, reduce los factores de riesgo asociados a estar sin la supervisión de un adulto responsable. 

16. Hoy se han presentado numerosas evidencias e iniciativas orientadas a establecer la importancia de la Obligatoriedad  de la enseñanza pre escolar. Para esto, es fundamental que la educación parvularia garantice a todo niño o niña un sistema escolar equitativo e inclusivo, orientados al fortalecimiento de habilidades socioemocionales que son las bases de cualquier desarrollo integral sano. 

17. Es fundamental para el desarrollo cognitivo y la implementación de programas efectivos en niños y niñas de entre 0 y 3 años, permitirá ampliar las posibilidades de aprendizaje en el futuro. 

18. Aumentar condenas para quienes utilizan a menores de edad e inimputables: No hay un agravante  específico para quienes utilizan a menores de edad como medio para el tráfico de drogas. 

19. La depresión a nivel mundial es la primera causa de enfermedad y discapacidad en adolescentes entre 10 y 19 años, y el suicidio ocupa el tercer lugar entre las causas de mortalidad. Sobre la base de estos antecedentes, es que es fundamental fomentar el desarrollo de estrategias de prevención e intervención en Salud mental de la Infancia, desde edades tempranas, a través de fortalecimiento de factores protectores y la prevención de factores de riesgo, tanto a nivel familiar como escolar.

20. Ley de Maltrato Infantil, pues el 73,6% de los niños y niñas sufre violencia física o sicológica de parte de sus padres o parientes. El 53,9% recibe castigos físicos y un 19,7% violencia sicológica. La legislación no contempla la figura de maltrato infantil por parte de terceros y lo tipifica en función de su evidencia física como otras figuras penales de la Ley de Menores.

21. Ampliar la cobertura de Los Consejos Consultivos, instancias que tienen como objetivo reunir a niños, niñas y adolescentes para que discutan sus inquietudes y necesidades.

22. Especialización de Ley Penal Adolescente y Tribunales de Ejecución de Pena, para potenciar la reinserción de los jóvenes que inician trayectorias delictivas, a través de una oferta programática adecuada.

Más Información: www.fsancarlos.cl

PB/MC