El fundador de Felices y Forrados, Gino Lorenzini, relató cómo ingresó a trabajar Rafael Garay al emprendimiento que promete aumentar la rentabilidad de los fondos de pensión. 

En el programa "Mentiras Verdaderas", de La Red, el ingeniero comercial señaló que Garay "es un maestro de la mentira" y aseguró que éste jamás fue fundador del equipo, sino que lo contacó para ser un asesor comunicacional. 

Lorenzini relató que empezó a reconocer señales en Garay que daban cuenta de una persona que acostumbra a consumir cocaína. 

"Yo soy de Antofagasta, lamentablemente en Antofagasta hay una realidad que es la droga, drogas duras", cuenta. 

Describió el efecto como "cuando te copeteas, se te pasan las copas y te pegas un jale, es decir te metes coca, quedas `duro´. Y se te pasa el efecto del alcohol, pero es como que después te viene el bajón", refiriéndose al estado de ánimo que alguna vez lo vio en Garay. El CEO de Felices y Forrados dijo que cuando estaban en una reunión, Garay se "derrumbó". 

"Yo nunca lo vi drogándose ni nada, eran pequeñas señales", contó. 

Otra situación que vivió Lorenzini con su ex asesor comunicacional fue cuando éste lo llamo "pasado de copas" de madrugada y aseguró que personas, supuestamente ligadas a las AFP, fueron hasta su hogar y lo golpearon.

Estos episodios fueron las "primeras disonancias" que alertaron a Lorenzini del actuar de Rafael Garay que se encuentra sin paradero conocido y con una orden de detención internacional, al ser acusado de estafa. 

PUB/CF