El cuestionado empresario y presidente del Grupo Arcano, Alberto Chang, respondió sobre los cuestionamientos que enfrenta el grupo financiero que está siendo investigado por la Fiscalía de Las Condes, desde octubre de 2015, por el modelo de negocios implementado. 

El empresario, que no se encuentra en el país, aseguró que “voy a cumplir con todos, siempre lo he hecho, y para eso he tomado representación legal y he entregado poderes de representación, ya que la mayor parte de nuestro patrimonio está fuera de Chile y yo me voy a encargar de traerlo personalmente para saldar nuestros compromisos con todos”. 

La investigación que lleva adelante la justicia, se relaciona con la rentabilidad de 1,6 por ciento al mes que la empresa le ofrecía a sus clientes -cerca de un 20% anual. La empresa cerró sus oficinas en Las Condes y actualmente se encuentra sin trabajadores, ni atención de clientes. 

Chang mencionó además, en entrevista con La Tercera, que “todos estamos siendo auditados como corresponde y, posteriormente a eso, se verá que nuestro negocio está avalado por sólidas inversiones y que esto no es un esquema piramidal de ningún tipo y procederemos a pagar a todas las personas con las que tengamos algún compromiso, como siempre lo hemos hecho”. 

El empresario cuestionó el trato que han recibido de parte de la prensa, afirmando que “mi vida, la de mi familia, la de mis amigos, mis empleados y todas las empresas en las que hoy invierto, cambió después de los reportajes de Semana Santa y el trato unilateral de la prensa, reportajes que fueron realizados en mi ausencia y sin mi testimonio”. 

Cabe mencionar que hasta ahora son 800 los afectados por esta situación, entre los que se incluyen los ejecutivos de la empresa, los que comunicaron a los clientes a través de una carta que “gran parte de nuestros ahorros y los de nuestros familiares están invertidos en Él. Este engaño nos afecta no solo en lo laboral y en lo humano, sino que también en lo patrimonial”. 

PUB/NL