Un grupo de fanáticos de la saga de ficción "Star Wars", que este jueves estrenó su séptima entrega, vivió un estreno olvidable, luego que la falla de una de las copias les privara de vivir las aventuras de Han Solo y la princesa Leia.

Según consignó Radio ADN, el hecho ocurrió al interior de la sala número siete del complejo CineHoyts de La Reina, donde a las 17:30 horas se registró el problema.

Testigos aseguraron que ya había pasado cerca del 40% de la película cuando falló sin poder ser arreglada.

Algunos entusiastas decidieron esperar y ser reubicados en otra sala para ver "El despertar de la fuerza". Otros, por contraste, solicitaron la devolución del dinero y se retiraron.

PUB/VJ