"Otro joven gendarme parte por el abandono del Estado y Gobierno que no ha sabido atender el llamado de auxilio".

Con estas palabras la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes (Ansog) se refirió a la muerte de un joven gendarme -que habría cumplido varios días de turnos seguidos-, ocurrida esta madrugada en la cárcel de Quillota, Región de Valparaíso.

Según los primeros informes se trataría de un suicidio, protagonizado por un gendarme de 19 años, identificado hasta el momento solo con las iniciales M. A. G., quien se habría disparado con su arma de servicio al interior del penal.

Gendarmería de Chile realiza la investigación pertinente del hecho y antes de referirse públicamente a él primero se comunicará con la familia del fallecido, a través de su Dirección Regional.

PUB/NL