Uno de los directores de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup), Óscar Benavides, aseguró este viernes que las abultadas pensiones con las que se retiraron algunos trabajadores de Gendarmería, han repercutido no solamente en la Institución, sino que también han "impactado en la conciencia nacional".

"Cuando uno empieza a ver estos antecedentes, la verdad es que uno no se puede dejar de sorprender que ni siquiera haya habido un poco de reflexión, en términos de pensar solamente en su beneficio", indicó.

A juicio de Benavides, debieron "pensar que esto finalmente iba a terminar repercutiendo no solamente a Gendarmería de Chile sino también impactando en la conciencia nacional, en término de ver cómo unos pocos se iban con condiciones jubilatorias increíbles y el resto de todos los chilenos estaba ahí con pensiones de miseria".

Esta mañana, en conversación con El Diario de Cooperativa, el director nacional de Gendarmería, Jaime Rojas, reconoció que las abultadas pensiones en la institución "se estuvieron calculando con asignaciones variables que a mi juicio no corresponde considerarlas".

En medio de la indagatoria, se conoció cómo se aumentaron las jubilaciones en seis casos que desde el 2014 en adelante reciben pensiones sobre los cinco millones de pesos.

Para el presidente de la Asociación de Oficiales de Gendarmería, Alberto Figueroa, "la propuesta es que estas asignaciones, como dije la de asignación por función crítica y la alta dirección pública, no sean imponibles, por consiguiente, no se llevan al momento que se vayan a retiro el día de mañana".

"Esta es la forma de corregir la explicación que se estaba dando, pero para ellos hay que legislar", añadió.

PUB / DIG