Gendarmería desvinculó a 30 funcionarios por estar jubilados y, a su vez, estar recontratados en la institución. 

“Estamos desarrollando una política de cambios exhaustiva en materia de recursos humanos”, señaló el director nacional de Gendarmería, Jaime Rojas,  según consignó La Tercera. 

A través de una auditoría extraordinaria, el Ministerio de Justicia detectó 33 "debilidades" en Gendarmería y esos antecedentes fueron remitidos al fiscal de Alta Comlejidad Centro Norte, Tania Sironvalle, para que fuesen incorporados en la investigación por fraude al fisco y malversación de fondos públicos en contra de ex funcionarios de la institución. 

Justicia, a través de la auditoría, detectó que 45 funcionarios se habían jubilado de la institución y, con goce de pensión incluida, habían sido recontratados con sueldo fijo. De este total, 15 personas ya fueron despedidas, reporta La Tercera, y agrega que ya hay otras seis personas que están en proceso de desvinculación. 

El director nacional de Gendarmería dijo que “hemos avanzado en solucionar temas que tenían que ver con un arrastre histórico en materia de recontrataciones y con conservación de cargos que pasaban de una planta a otra”. 

La auditoría de Justicia también cuestionó que 68 personas estuvieran en calidad de planta y también a contrata.

PUB/CF