Personal de Gendarmería llevó acabo un operativo de registro y allanamiento al interior del módulo 105 del Complejo Penitenciario de Valparaíso, el cual cobija a internos condenados. Esta acción permitió incautar un chaleco antipuñales de confección artesanal y más de un centenar de armas blancas hechizas.

El chaleco, construido con una lámina de metal y un trozo de madera, fue encontrado por personal de la unidad, el que junto a efectivos de la Unidad de Servicios Especiales Penitenciarios (USEP) y Equipo de Canes Adiestrados (ECA), efectuaron el registro del módulo en el que cumplen condena 300 reclusos. El operativo fue supervisado por el jefe de la unidad, teniente coronel Cristóbal Ortega y el jefe interno, mayor Cristopher Parra.

El director regional (s) de Gendarmería, teniente coronel Antonio Ibarra, sostuvo que: “El día martes, en un proceso rutinario en el penal de Valparaíso, se realiza un registro a uno de los módulo del establecimiento y, producto de aquello, se logra incautar una gran cantidad de armas blancas, teléfonos celulares y un chaleco antipuñal que se fabricó de forma hechiza”.

“Estos procedimientos se hacen de forma rutinaria y la finalidad de estos es reforzar la seguridad del establecimiento y evitar la ocurrencia de hechos de violencia”, afirmó el teniente coronel Ibarra.

Por su parte el jefe del CP de Valparaíso, comandante Cristóbal Ortega, resaltó el buen desempeño del personal involucrado en el registro y allanamiento.     

PUB/CM