El desborde del Río Mapocho, que provocó la inesperada inundación de las calles de Providencia, desplegó un amplio operativo policial a fin de resguardar a la ciudadanía. Fue en medio del caos que Carabineros, utilizando incluso unos de sus vehículos, ayudó a las personas a cruzar la calle, especialmente en los sectores en que el torrente amenazaba con arrastrar todo a su paso.

Pero el personal de la policía uniformada no estaba sólo. El propio General Director de Carabineros, Bruno Villalobos Krumm, acudió a terreno en ayuda de la ciudadanía. "Quiero agradecer a las carabineras y carabineros que durante esta emergencia han estado trabajando con entrega y dedicación junto a quienes más lo necesitan", dijo la autoridad a través de la central de comunicación Cenco de Carabineros.

"Los chilenos agradecen la entrega, que en muchos casos los aleja de sus familias. quiero que sepan que estaré en terreno trabajando junto a los carabineros por nuestros compatriotas más necesitados", añadió alentando a los profesionales.