El General Director de Carabinros, Bruno Villalobos, manifestó hoy su indignación por los desmanes provocados por el grupo de encapuchados que cobraron la vida del guardia municipal Eduardo Lara, durante esta mañana en Valparaíso. Además, salió al paso de las críticas de quienes cuestionaron el accionar policial durante la marcha, que terminó con varios locales y viviendas destruidas.

"Lamentamos profundamente la muerte de este trabajador", dijo Villalobos. Eduardo Lara, de 71 años, es padre de un funcionario de Carabineros.

Fiel a su estilo directo, la máxima autoridad policial defendió el actuar de Carabineros durante los desmanes. "Basta ya de poner siempre en tela de juicio a los carabineros. Nosotros ponemos el pecho a las piedras, las balas, los fierros y al final siempre encuentran un pero", criticó.

Luego, agregó que "acá no falló la inteligencia policial, al morir un trabajador, que es padre de un carabinero, por acciones de delincuentes el que falla es el país, las familias que no ejercen su rol de autoridad para frenar a estos individuos que le perdieron el respeto a la vida". 

Los antecedentes e informes fueron entregados oportunamente para que se tomaran cursos de acción operativos que no solo importan a carabineros sino que a todos los actores vinculados al funcionamiento de una ciudad.