En una supuesta poca rotación existente del personal que administra los recursos que llegan al Ejército vía Ley Reservada del Cobre, justificó esta jornada el comandante en jefe del Ejército, Humberto Oviedo, la defraudación al Fisco descubierta en esa institución por miles de millones de pesos.

Y es que él, junto al ministro de Defensa, José Antonio Gómez, asiste a la sesión de este miércoles de la Comisión de la Cámara que investiga el fraude fiscal por más de 6.000 millones de pesos detectado en la principal rama castrense de nuestro país.

El general Oviedo agregó que dicho trabajo estaba basado en la honorabilidad militar, precisando que el quebrantamiento de esa honorabilidad sería la que habría posibilitado esa defraudación extendida por tantos años.

En relación al por qué las empresas que habrían tomado parte del ilícito siguen formando parte del listado de proveedores del Estado, el general Oviedo dijo que en eso no tiene ingerencia el Ejército, puesto que está a cargo de Mercado Público. Y puntualizó que su institución solo puede poner fin a contratos con proveedores relacionados con la Ley Reservada del Cobre.

PUB/CM