El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, en su declaración judicial reconoció que durante su época como agregado militar en diversas embajadas de Chile percibió ingresos que bordean los 300 millones de pesos, dineros catalogados como comisiones de servicio.

Según consignó La Tercera, el general (r) el pasado 25 de mayo explicó a los fiscales que, por ejemplo, durante su estadía en la delegación nacional en El Salvador -que se extendió por casi un año- percibió US$ 96 mil, lo que incluye todas las asignaciones, derechos y venta de vehículos.

Lo mismo ocurrió durante sus estadías en Argentina (US$ 206 mil) y Estados Unidos (US$ 205 mil), que en ambos casos también incluyeron todas las asignaciones y derechos, lo que en total suma 507 mil de la divisa norteamericana, equivalentes a 339 millones de pesos chilenos..

Fuente-Alba explicó a los persecutores que estas comisiones de servicio implican el suedo -pagado en dólares- más la asignación por costo de vida del país. 

Además, cheques recibidos por el general (r) son parte de la investigación. Los documentos, entregados por su padre, sumarían un total de 108 millones de pesos, monto que no habría sido tributado según la legislación.

El ex comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, es investigado a raíz de las dudas generadas por su alto patrimonio, el cual según cálculos llegaría a los $1.500 millones, todo con un sueldo -al terminar su período al mando de la institución castrense- mientras su sueldo, era de $3.564.164. 

PUB/VJ