El diputado Giorgio Jackson no se mostró muy de acuerdo con los dichos del rector y presidente del G-9 de universidades no estatales del Consejo de Rectores, Claudio Elórtegui, quién acusó discriminación gubernamental por el proyecto de educación superior, al notar que se destinarán menos recursos para las universidades privadas que las públicas.

El parlamentario de Revolución Demócratica manifestó que  la defensa corporativa le hace daño al debate, y que esperan que se tenga la altura de miras suficiente para plantear de mejor forma de ordenar el sistema de educación superior, y no a través de una batalla para competir qué universidad tendrá más financiamiento estatal.

Además, agregó que le parece una imagen penosa que rectores de universidades que dicen tener u rol público, actúen de manera corporativa.

Respecto a la decisión del ejecutivo de no sancionar con penas de cárcel el lucro, Jackson señaló que existen otros medios para ejercer acciones ejemplificadoras.

“En muchas materias no soy muy favorito de la acción penal y de meter a la gente en la cárcel, pero la acción penal no necesariamente implica que la gente quede privada de libertad. Tiene sanciones ejemplificadoras que se ejercen en libertad, que un juzgado declare que una persona es culpable con respecto de algo que consideramos un delito, porque es grave, porque afecta gravemente la convivencia democrática. Y yo, al menos, soy partidario de que al menos se penalice”, precisó el parlamentario.
 

PUB/SQM