El operador político de la Nueva Mayoría, Giorgio Martelli, llegó en bicicleta esta mañana a declarar ante la Fiscalía de Ñuñoa en el marco de la arista por presuntos aportes irregulares en la pre campaña de la Presidenta Michelle Bachelet. 

Los fiscales de Alta Complejidad de la zona Oriente, Carlos Gajardo y Pablo Norambuena, investigan posibles aportes irregulares de ECSA S.A. –sociedad controladora de Ripley- a la campaña presidencial de la Mandataria. 

Martelli fue citado para aclarar las rectificatorias que realizó ECSA S.A. ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) y que corresponderían a dos facturas del año 2014 por un total de $50 millones de pesos a Asesorías Credo Limitada, firma que fue una de las proveedoras de la campaña de Bachelet. 

De acuerdo a la investigación, Martelli aparece mencionado en un intercambio de correos electrónicos entre el gerente general corporativo de Ripley Corp., Lázaro Calderón, y un funcionario de la empresa que pedía visar el pago y generar una “OC” (orden de compra) para las asesorías de Credo. 

Por cerca de dos horas declaró Martelli en calidad de imputado ante los fiscales del caso Penta, y a la salida no quiso referirse al tema. 

El abogado del ex recaudador político, Cristián Arias, dijo que su representado cumplió con la diligencia encargada por la Fiscalía y no entregó mayores detalles de la declaración. 

PUB/CM