El senador Guido Girardi, autor de la Ley de Etiquetado Nutricional, y Hernán Calderón, presidente de Corporación Nacional de Consumidores (Conadecus), realizaron presentaciones contra Nestlé y Kelloggs ante la Seremi de Salud Metropolitana y Sernac, por no estar cumpliendo con la nueva normativa legal al usar “ganchos atrapa niños y publicidad engañosa”. 

Girardi y Calderón también solicitaron que se realicen análisis de laboratorio a los productos de la "Cajita Feliz" de MacDonalds y a todos los alimentos que, supuestamente, habrían bajado los niveles de sal, azúcar, grasa y calorías a los niveles establecidos para no tener que usar los rótulos "altos en...". 

“Pedimos que se clarifique la situación de McDonalds y se verifique si las papas fritas y los nuggetes cumplen con la norma, pues si sus niveles están sobre lo establecido no pueden usar juegos o ganchos pese a no estar rotulados por ser alimentos preparados en el momento”, afirmó el senador. 

Además, anunciaron que van a implementar un Observatorio del Cumplimiento de la Ley de Etiquetado e impulsar la fiscalización ciudadana y dijeron que “evalúan” presentar una demanda colectiva contra estas empresas por la responsabilidad que les cabe en que Chile sea uno de los países con mayor prevalencia de obesidad infantil en el mundo. 

“Durante años estas empresas, que se dicen serias, vendieron cereales que no son cereales. Por décadas los padres les dieron a sus hijos alimentos que creían saludable y eran comida chatarra con un 40% de azúcar y sal, por lo que estudiaremos una acción colectiva”, afirmó Girardi. 

El senador recordó que junto a Ricardo Uauy, Premio Nacional de Medicina, y el apoyo de sociedades de Pediatría y científicas comenzaron a elaborar la ley en 2007 y tras soportar un fuerte lobby de parte de las empresas, se promulgó en 2012. 

Sin embargo, el veto del Presidente Sebastián Piñera y un reglamento “que contradecía el espíritu de la iniciativa”, su entrada en vigencia parcial se postergó hasta el 26 de junio pasado y sólo en 2019 estará “completamente en régimen”. 

Girardi felicitó a “la mayoría de las empresas que están cumpliendo con la ley y pusieron rótulos de Altos en sus productos que superan los niveles establecidos de sal, azúcar, grasa y calorías”, pero valoró “mucho más a aquellas que han disminuido los niveles y no tienen que usar el disco pare”. 

Sin embargo, el parlamentario criticó a Nestlé y Kelloggs que “mantienen caricaturas en sus productos como anzuelos para niños, pese a que la ley claramente prohíbe que cualquier alimento que tenga el rótulo de Alto en utilice publicidad, presentaciones gráficas, símbolos, personajes dirigidos a captar la atención de los menores de 14 años”. 

El senador valoró “lo hecho por el Gobierno para implementar la ley, pero le pedimos que no permita la competencia desleal. Nestlé y kelloggs se equivocan si creen que la ley debe adecuarse a ellos y no al revés. Bajen sus niveles y podrán usar los ganchos que deseen. Si no, junto a las organizaciones de consumidores, haremos una campaña internacional, permanente y sistemática denunciándoles por su aprovechamiento de la credulidad infantil”. 

Ante el argumento de que las caricaturas usadas serían partes de la marca comercial, el presidente de Conadecus, Hernán Calderón, dijo que, “la iniciativa legal no hace esa distinción y se trata de un subterfugio que de ser copiado por otras empresas dejarían a ley como letra muerta, por eso acudimos a estos organismos a informar de las anomalías detectadas en la implementación de la Ley de Etiquetado”. 

Calderón informó que “ya acordamos con el seremi metropolitano (Carlos Aranda) y contamos con el apoyo del senador Girardi, para implementar un Observatorio del Cumplimiento de la Ley, impulsar la fiscalización ciudadana y realizar análisis de laboratorio a los productos que habrían disminuido sus niveles de azúcar, grasa, sodio y calorías”. 

PUB/SVM