El senador Guido Girardi calificó como “normal” que la Fiscalía de alta Complejidad haya solicitado información a tres laboratorios farmacéuticos, como parte de la investigación que encabeza el fiscal Carlos Gajardo y que involucraría al parlamentario en la comisión de un presunto cohecho.

Girardi salió así al paso de las acusaciones vertidas en enero de este año por los dueños de las farmacias independientes, en las que aseguran que el senador favoreció a algunas empresas en la discusión de la normativa que busca regular el rol de la Cenabast.

El parlamentario dijo que es “normal” que el Ministerio Público pida información, porque forma “parte de un proceso judicial que se ha iniciado en mi contra con el intento de descreditar y silenciar al más duro adversario de las grandes cadenas de farmacias y de laboratorios”.

Girardi recordó que su papel en la denuncia ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE), que “terminó con una sanción por colusión” en las cadenas farmacéuticas , además de la querella que permitió formalizar a ejecutivos del rubro.

El parlamentario afirmó que el denunciante, Héctor Rojas “es el vocero de los intereses de un sector del mundo farmacéutico que intenta deslegitimar al autor de las Ley de Fármacos I, que ya se aprobó y II que se encuentran en trámite en el Senado.

El senador recordó que directorio de FARMACI CHILE, entidad gremial que agrupa a las farmacias comunitarias le envió una carta –tanto a él como al subsecretario Borrouws y Álex Figueroa (ISP) que también eran objeto de la acusación- en la que señalaban que “la acción personal de Héctor Rojas en ningún caso representa la voluntad de este Directorio o de su asamblea de socios”.

El senador anunció que “una vez terminada la investigación” presentará “una querella por denuncia calumniosa”.

PUB/SQM