Los intendentes regionales pasarían a llamarse "gobernadores regionales", y serían electos democráticamente.

El punto de discusión de este proyecto para llevar adelante esta modificación era la definición de con cuánto porcentaje del escrutinio total éstos podrían salir elegidos.

Finalmente, el Gobierno confirmó que alcanzó un acuerdo con la oposición para establecer con un 40% de los votos el ganador, permitiendo una segunda vuelta si es que no se llega a este porcentaje, según consigna radio Cooperativa. La Nueva Mayoría pedían un quórum de 51%.

El ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, dijo que "una prioridad para el Gobierno es que el próximo año los ciudadanos puedan elegir directamente a los gobernadores regionales que van a reemplazar a los intendentes".

"Esperamos que mañana (martes) podamos concretar en la Comisión de Gobierno Interior del Senado un acuerdo que luego se materialice en la Sala, con el quórum que esta reforma exige", agregó. 

El secretario de Estado detalló que “esperamos que el acuerdo” que incluya a la oposición, porque esta reforma requiere los votos de dos tercios de los senadores. 

PUB/CF