Tras 17 días de movilización, Ancud, último bastión chilote alzado en contra del Gobierno por lo que consideraban una ayuda insuficientes ante la catásftofe de marea roja que afectó al archipielago, acordó con la autoridad y puse así fin a los bloqueos que mantenían impedido el acceso a la isla grande.  

"Quiero agradecer a todos los dirigentes de la pesca artesanal y también a los alcaldes que trabajaron para poder alcanzar estos acuerdos. No ha sido fácil, ha sido un proceso complejo, pero creo que también ha demostrado que el diálogo es el camino en este tipo de situaciones", aseguró el ministro coordinaror para el conflicto, Luis Felipe Céspedes. 

El titular de Economía, agregó: "Esta es una primera etapa que concluye para poder ayudar a aquellos que se han visto más afectados, pero comprometimos mesas de trabajo para poder enfrentar también otros desafíos que tiene la región hoy, que tiene la pesca artesanal de nuestro país".

Logrado el acuerdo con las quince comunas movilizadas, Céspedes indicó que ahora se trabajará por restaurar la entrega de servicios, combustible y alimentos. 

La propuesta del Ejecutivo había sido enviada el miércoles y en ella ofreció los mismos 750 mil pesos iniciales que generaron la prolongación de la movilización chilota, pero accedió a incluir a todos quienes desarrollan actividades de mar, con o sin documentos de Registro de Pesca Artesanal (RPA), principal diferencia de las tratativas a lo largo de la movilización chilota. 

“Efectivamente hemos firmado un acuerdo que no es suficiente. Faltaron muchas cosas, faltó cobertura cien por ciento, faltó cobertura. Pero lo más relevante es que dentro de lo poco que nos ofrecieron, pudimos abrir una cobertura mayor para nuestra gente”, dijo el dirigente Luis Villegas. 

“Sí, se acaba la movilización. A partir de este momento se comienza a despejar las rutas”, advirtió al ser consultado de si la firma del acuerdo significaba el fin de los bloqueos, a lo que agregó que se seguirá trabajando y que “esto continúa”. 

Durante la jornada los dirigentes de la mesa de negociación de la comuna se trasladaron hasta Puerto Montt para dialogar con las autoridades tras el último quiebre en el diálogo el pasado día sábado. 

En lo medular, la propuesta plantea un bono inicial de 300 mil pesos y tres bonos mensuales sucesivos de 150 mil que se pagará a todos los trabajadores de mar, pescadores, buzos y recolectores de orilla, que cuenten o no con Registro de Pesca Artesanal. 

Además, en el documento se plantea que el “Aporte Solidario por Marea Roja”, se hará extensivo a “jefe o jefas de hogar, informales, afectados directamente por marea roja, con o sin RPA, los que deberán acreditar dicha condición a través de la ficha FIBE en el municipio, a la cual se le aplicarán los siguientes criterios: Que no cuente con otro tipo de ingresos y/o que pertenezcan al 40 por ciento de vulnerabilidad, certificado por el Ministerio de Desarrollo Social”. 

La propuesta señala además que “aquellos que tengan una Pensión Básica Solidaria o de Invalidez (PSB-PSI) y no califiquen como receptores del aporte solidario por este motivo, se les buscará una solución alternativa que les permitirá recibir ayuda por el monto liquido similar al aporte solidario”. 

“Para estos efectos se dispondrá una primera instancia de Programas PMU de media jornada (Pro Empleo) podrán renovarse a objeto de cubrir el mismo número de meses contemplados para el Aporte Solidario”, señala el documento propuesto por la Presidenta Michelle Bachelet. 

La mesa de trabajo aludida por el ministro Céspedes se instalará en la ciudad de Ancud y será dirigida por el intendente regional de Los Lagos, Leonardo de la Pirda y en ella se verán temas de fomento productivo, diversificación, capacitación, entre otros. 

“De acuerdo a las particularidades de territorio y las diversas actividades asociadas al sector bentónico, se trabajarán en el marco de la mesa antes señalada, aquellas materias de focalización de programas de las instituciones que correspondan. Que puedan contribuir en lo posible a apoyar a dichos sectores asociados”, señala el documento. 

Además, existirá una instancia de evaluación del estado de avance tanto del fenómeno de marea roja como de las acciones que se vayan comprometiendo con los diversos ministerios, seremis, gobierno regional de Los Lagos y demás servicios públicos, reunión que deberá realizarse el 26 de agosto de 2016 en la ciudad de Ancud. 

PUB/SVM