El subsecretario de Telecomunicaciones, Pedro Huichalaf, aseguró que el Gobierno continúa indagando los antecedentes respecto al envío de una alerta de emergencia a miles de usuarios de telefonía móvil este lunes.

El escrito, en donde se indicaba que era una "prueba sin costo", se debió a un error de Movistar, empresa que mediante una declaración pública señaló que "esta madrugada desde nuestro Centro de Monitoreo de Red se realizó una prueba semanal del Sistema de Alerta de Emergencia, acotada sólo al lugar, y por error se envió a un importante número clientes".

"Lamentamos profundamente las molestias que este mensaje de prueba pueda haber ocasionado. Reiteramos nuestras disculpas y seguimos trabajando para investigar en detalles todo lo ocurrido y así evitar que vuelva a ocurrir", agregó la firma.

Pese a reconocer el error, el titular de la Subtel afirmó que "se establecerán multas y sanciones por incumplimiento de los procedimientos que afectaron a los usuarios".

En ese sentido, detalló que las empresas deben informar al organismo y a la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) cuando se efectúan estas pruebas, hecho que esta vez no aconteció, añadiendo que "no fue enviado de manera oficial de parte de la autoridad competente".

Cabe mencionar que Movistar arriesga una multa de hasta 1000 UTM, es decir, una cifra superior a los $45 millones.

PUB/CM