En horas de esta tarde el ministro vocero, Marcelo Díaz, anunció que el Gobierno finalmente decidió vetar algunas normas de la reforma laboral, luego que el Tribunal Constitucional considerara que la titularidad sindical y la extensión de beneficios atentaban contra la Carta Magna.

Además, el secretario de Estado anunció un nuevo proyecto para hacerse cargo de los aspectos del fallo del Tribunal Constitucional.

La información fue dada a conocer sólo horas antes de que a las 23:59 horas de este sábado, venciera el plazo para que la Mandataria hiciera uso de dicha facultad.

"La semana pasada se conoció el fallo del Tribunal Constitucional sobre el proyecto de reforma laboral, el Tribunal decidió por mayoría que las normas sobre titularidad sindical y extensión de beneficios por afiliación de ese proyecto son inconstitucionales. Desde que el Tribunal hizo público su acuerdo el Gobierno ha sido claro en señalar que lamenta esa decisión de mayoría, pero acatará íntegramente su veredicto, como corresponde a un Estado de derecho", explicó Díaz.

El vocero de Gobierno sostuvo que en relación al contenido del fallo y sus fundamentos, "no podemos descartar no sólo que se comprometan algunos de los avances alcanzados en el proyecto, sino que se materialicen retrocesos en los derechos de los trabajadores". Díaz explicó que "para evitar tales riesgos se hace preciso vetar ciertos aspectos del proyecto. Lo que el Gobierno propuso no fue un conjunto de normas aisladas entre sí, se trata de una propuesta integral de relaciones laborales".

PUB/MM