El Gobierno de Chile expresó "aprecio y reconocimiento" ante la ex presidente de Brasil Dilma Rousseff, tras la destitución del gobierno, en el marco de las acusaciones en su contra por maquillar las cuentas fiscales de su país. 

A través de un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores, Chile aseguró ser "respetuoso de los asuntos internos de otros Estados y en relación a la reciente decisión adoptada por el Senado brasileño, reafirma su firme amistad entre ambos países y expresa la confianza en que Brasil resolverá sus propios desafíos a través de su institucionalidad democrática". 

"El Gobierno de Chile manifiesta su aprecio y reconocimiento a la Presidenta Dilma Rousseff y consigna que nuestros países mantuvieron una relación intensa y productiva durante su mandato", agrega el ministerio. 

Por último, el país espera que en un contexto de respeto, amistad e integración que históricamente han caracterizado las relaciones entre ambos Estados, se siga construyendo caminos de convergencia y fortalecimiento de la relación bilateral. 

PUB/CF