Desde La Moneda salieron al paso de las declaraciones dadas al diario La Tercera por el ex Presidente Ricardo Lagos Escobar, en las que hizo lo que muchos consideraron una crítica a la Presidenta Bachelet. 

En dicha entrevista, el ex mandatario dijo que esta es la peor crisis política e institucional que ha tenido Chile desde que él tiene memoria, dejando a un lado la que se vivió con el golpe de Estado de 1973. 

El ex mandatario también aseguró que “parecía haber” un vacío de poder y agregó que “el horizonte presidencial se ha adelantado”.

Ante eso, pero sin manifestar desacuerdo con Lagos, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, dijo que el Ejecutivo comparte la existencia de una crisis, y que se trabaja intensamente para resolverla. 

“Yo creo que no cabe dudas que el sistema político y muchas de las instituciones en Chile se encuentran desafiadas, precisamente como consecuencia de una crisis de confianza, de una crisis política. Y frente a ello uno tiene dos alternativas, o se paraliza y mira la crisis, o se hace cargo”, precisó Díaz, evitando referirse al tema del vacío de poder. 

Y luego llamó a todos los sectores a elevar el contenido del debate, pero con propuestas. 

“Acá tenemos que hacer un esfuerzo todos por mejorar la calidad del debate y por contribuir a enfrentar esta crisis de confianza. Lo hemos dicho en varias oportunidades y lo ha señalado en múltiples ocasiones también la Presidenta de la República: Sin la confianza de los ciudadanos en sus instituciones, los países no avanzan como es deseable, como se necesita”. 

“Y la primera o la nueva contribución que podemos hacer, es elevar la calidad del debate público, es discutir en un tono sereno y es hacernos cargo de las demandas de un país”, puntualizó el vocero, en lo que algunos podrían interpretar fue un recado para el ex Presidente. 

 

PUB/AOS