El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, afirmó este miércoles en el Palacio de La Moneda que “estamos entrando en tierra derecha del Proceso Constituyente” con el próximo inicio de “una de las fases más significativa, que es la de la participación ciudadana”.

“Tenemos fecha para el inicio de los encuentros locales que van a ser a partir del 23 de abril y en los próximos días vamos a iniciar -una responsabilidad del ministerio que encabezo- una fuerte campaña comunicacional”, señaló Díaz.

En esa línea, añadió que la campaña de información y motivación apunta a que los “chilenos y chilenas sepan cómo participar, sepan de qué modo pueden organizarse para que su opinión sea recogida”.

El secretario de Estado asimismo reiteró que “nos interesa que el proceso sea impecable, que dé garantías para todos, pero también es importante que sea un proceso masivo, amplio, de gran convocatoria en que los chilenos por primera vez en la historia de nuestro país sean protagonistas de una discusión constitucional”.

Respecto de la indicación de la agenda corta de seguridad que establece penas por filtraciones de investigaciones judiciales, y que excluye de ellas a los periodistas, Díaz reiteró que se debe “evitar de manera absoluta y categórica cualquier efecto sobre el derecho a la libertad de información o a la libertad de prensa”.

Además, sostuvo que “el rol de la prensa es demasiado importante como para ponerlo en riesgo” y “aún hay tiempo del proceso legislativo si es que se estimara conveniente hacer algunos ajustes”.

El titular de la Segegob señaló que en los casos de investigaciones penales también se debe “asegurar la prueba y la presunción de inocencia”.

Consultado por la aprobación del control preventivo de identidad en el Senado, sostuvo que “tenemos que asegurar, porque la ciudadanía lo demanda, entregar a las policías, a los fiscales, a todas instituciones que están a cargo al combate de la delincuencia herramientas que permitan que ese combate sea efectivo”, pero “hay que hacerlo siempre teniendo a la vista que eso no puede afectar los derechos de los ciudadanos”.

Sobre los cambios a la ley antiterrorista, el ministro indicó que “hace mucho rato que hay un debate en Chile” al respecto y “consideramos que es una ley que requiere perfeccionamiento”.

Referente a la postura del Ejecutivo ante el matrimonio igualitario, la autoridad sostuvo que el Ministerio Secretaría General de Gobierno "tiene previsto iniciar un debate ciudadano, tal como lo comprometimos en la campaña presidencial, que culmine en el envío de un proyecto de ley al Congreso. Y estamos trabajando en eso".

“En ese marco todos van a expresar sus puntos de vista" porque “un debate de esta naturaleza tiene que ir precedido no sólo de la discusión legislativa sino que de una conversación ciudadana", expresó el ministro.

Requerido por un eventual aplazamiento del proyecto de ley de educación superior, Díaz señaló que se trata de una iniciativa donde existen “múltiples actores, múltiples intereses y no siempre compatibles”.

Recordó que actores relevantes, como los rectores, solicitaron en su momento ampliar los plazos y “así como se nos ha pedido darnos tiempo para el trabajo prelegislativo y lo hemos hecho, también tenemos que dar tiempo para el trabajo en sede legislativa”.

“Si de aquí a fin de año no tenemos la ley aprobada, sin duda que recurriremos a otros mecanismos -como el utilizado para 2016- para que el próximo año alumnos de institutos profesionales y centros de formación técnica también puedan incorporarse a la gratuidad”, puntualizó el vocero de Gobierno.

PUB/CM