En el Palacio de La Moneda, el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, dio inicio al proceso participativo constituyente indígena con la constitución del Consejo Consultivo y de Seguimiento, destinado a velar que dicho proceso cumpla con los estándares internacionales y que entregue garantías de transparencia e imparcialidad.

Este proceso va desde el presente mes hasta noviembre próximo, y su resultado lo recogerá un documento que irá a dar a manos de la Presidenta Bachelet, para que lo considere en el proyecto de cambio constitucional.

Para que participen en este proceso serán invitados los miembros de nueve pueblos indígenas (mayores de 14 años), representantes indígenas de comunidades, asociaciones u organizaciones representativas de los pueblos originarios.

La convocatoria a los encuentros será de manera general y personalizada, y las organizaciones territoriales que estén estructuradas también podrán realizar estas reuniones gestionándolas ellos mismos.

En la oportunidad, el ministro Barraza dijo que el diálogo, participación y consulta son la piedra angular del Convenio 169 de la OIT, que exige que los pueblos indígenas participen y sean consultados en temas relevantes para el país, como lo es el proyecto de nueva Carta Fundamental.

PUB/NL