Por medio de una misiva firmada por el ministro del Interior, Mario Fernández, y de Hacienda, Rodrigo Valdés, el Gobierno informó que descontarán los días no trabajados a los funcionarios públicos, todo ante una paralización nacional que suma siete días al no existir acuerdo sobre el reajuste salarial del sector público.

Según la circular, se evaluarán las ausencias no justificadas desde el inicio del paro, y quedará en manos del jefe del servicio correspondiente tomar las medidas sobre los casos que lo ameriten.

Ante la determinación, desde La Moneda se hará uso de atribuciones Constitucionales para realizar los descuentos en los salarios de los empleados públicos que no trabajaron, como método de reponer los servicios a la ciudadanía.

Desde la Mesa del Sector Público lamentaron la determinación del gobierno al entender que es una forma de presionar la movilización, a la vez que tacharon de "lastimoso" y "decepcionante" la actitud de La Moneda.

Desde la Federación Nacional de Profesionales de la Salud (Fenpruss), la presidenta Gabriela Farías, dijo que la determinación es una forma de "amedrentamiento para que las personas dejen de hacer las acciones que consideran legítimas parta tener un reajuste de remuneraciones digna", según consigo Radio Bío Bío.

Por su parte, el presidente de la Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud (Confusam), Esteban Maturana, se refirió a la situación actual del proyecto de ley que busca reajustar el salario del sector público y que está a la espera del veto indicativo del Ejecutivo, luego que fracasara su paso por el congreso.

"No tendría ningún sentido haber rechazado por 97 votos y que en una insistencia de parte del Ejecutivo se cambie el voto y se apruebe la propuesta del Gobierno que anteriormente se había rechazado", mencionó Maturana.

Cabe recordar que la Mesa del Sector Público informó que continuarán con el paro nacional durante el próximo lunes y martes, todo a la espera de los contenidos del veto aditivo que presentará la Presidenta Michelle Bachelet ante el parlamento.

 

PUB/IS