La prioridad del Gobierno en este momento es aprobar la ley corta que se debatirá hoy en el Congreso, destinada a permitir que los ciudadanos afectados por cambios erróneos de domicilio electoral, a menos de una semana elecciones municipales. 

Así lo aseguró, tras la reunión de ayer en La Moneda con representantes del conglomerado opositor Chile Vamos, el ministro vocero del Gobierno, Marcelo Díaz. 

El secretario de Estado señaló que "la prioridad del Gobierno es dar una solución, que se traduce en el proyecto de ley que será discutido mañana (hoy) en el Congreso, que permite que todos los ciudadanos que así lo deseen, y que esperamos sean muchos, puedan ejercer su sufragio el próximo 23 de octubre". 

Y agregó que este lunes habrá "una intensa gestión en el parlamento y esperamos contar con los votos que permitan aprobar este proyecto de ley". 

Por su parte, y una vez terminada la cita, el presidente de la UDI, Hernán Larraín, precisó: "Hemos querido presentar nuestra grave preocupación por un hecho que constituye una verdadera vergüenza republicana. Estamos frente a una situación inédita en nuestra historia electoral". 

Agregó que "no puede ser que en 24 horas nos obliguen a resolver un tema mientras que este Gobierno una vez más por la ineficacia de su gestión no es capaz de resolver los problemas él". 

PUB/CF