El ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, anunció que su cartera se encuentra recopilando todos los antecedentes del daño patrimonial que sufrieron 35 geoglifos prehispánicos que datan del año 900 al 1350, producto del paso de vehículos todo terreno en la región de Tarapacá.

Junto con reiterar el cuidado al patrimonio nacional, el secretario de Estado señaló que “un equipo de Bienes Nacionales verificará en terreno la gravedad de los daños y si estos son recientes. Posterior a ese informe, decidiremos los pasos a seguir en coordinación con otras entidades que tengan competencia, no descartando acciones legales en contra de él o los responsables”.

En ese contexto, el ministro Víctor Osorio sostuvo esta mañana una reunión de coordinación con el alcalde de Pozo Almonte, José Muñoz Cáceres.

“El ministro se mostró muy preocupado por la situación y que me anunció una visita para los próximos días a la zona. Nosotros hicimos entrega a Bienes Nacionales de todos los datos que hemos que hemos recopilado en el lugar, para determinar los daños y los pasos a seguir”, señaló el edil.

Los geoglifos se encuentran en un lugar de difícil acceso del cerro Tentación, en una zona conocida como Pampa Hermosa, comuna de Pozo Almonte, provincia de Tamarugal.

Este no es el primer hecho de estas características registrada en la Región de Tarapacá. En agosto de 2015, un equipo fiscalizador del Ministerio de Bienes Nacionales,  verificó un rayado a los pies del geoglifo conocido como el “Gigante de Atacama”

Finalmente, Osorio reiteró que “el Ministerio de Bienes Nacionales continuará su trabajo permanente por la protección de la riqueza histórica de nuestro país”.

PUB/CM