El Gobierno ingresó este jueves al Congreso un proyecto de ley para entregar una "asignación extraordinaria" de 200 mil pesos a los funcionarios públicos de Atacama, quienes hoy cumplen 38 días de paralización por el término del bono de zona comprometido por el Ejecutivo.

Los requisitos de este bono, el que se entregará una sola vez y en una sola cuota, es que los funcionarios públicos de la región tengan un contrato vigente al 1 de enero de 2015, encontrarse en servicio a la fecha del pago de la asignación y tener una remuneración bruta mensual igual o inferior a 700 mil pesos por una jornada de 44 horas semanales.

La asignación “extraordinaria” se extenderá para trabajadores municipales, asistentes de la educación de establecimientos municipales o administrados por sociedades sin fines de lucro, personal de atención primaria municipal, personal de planta o contrata de la DGAC, académicos y funcionarios de la Universidad de Atacama.

De acuerdo al informe financiero incluido en la iniciativa (firmado por la Dirección de Presupuestos), la medida tendrá un costo total de $865,6 millones.

Además, la normativa aclara que "será financiado con reasignaciones de recursos provenientes del presupuesto de inversión del Gobierno Regional de la Región de Atacama. En el caso de las instituciones que no están en la cobertura de la Ley de Presupuestos, los recursos les serán transferidos directamente por el Gobierno Regional”.

El proyecto enviado al Congreso fue firmado por la Presidenta Michelle Bachelet, el ministro del Interior, Jorge Burgos y el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

Cabe recordar que la reclamada bonificación forma parte de acuerdos alcanzados con los trabajadores del sector público, destinada a compensar el alto costo de vida de esa zona, pero fue suspendido por el Gobierno, luego de que el Ejecutivo realizara un estudio sobre el costo de la vida en la región.

PUB/CM