Tras las turbulencias que casi desarticulan a la Nueva Mayoría luego de los resultados de las elecciones municipales, este lunes el Gobierno logró humo blanco y contaría con el apoyo de la Nueva Mayoría para el vetar el proyecto de reajuste de 3,2% al sector público, rechazado en una primera instancias sin voto favorable de los legisladores de oficialismo.

Luego del comité político extraordinario desarrollado en La Moneda, el ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, dio a conocer el acuerdo conseguido con los timoneles de partido.

Díaz, se mostró “satisfecho por el acuerdo alcanzado con los siete presidentes de la Nueva Mayoría”, y añadió que el reajuste de 3,2% se mantendría dado que es lo "responsable fiscalmente", desechando la petición de los funcionarios. "Es lo que hace un Gobierno que tiene siempre en cuenta las condiciones económicas del Estado y del país”, enfatizó.

El ministro explicó que este martes darán a conocer el detalle del veto aditivo, cuya aprobación debiera estar asegurada luego que los presidentes de partido habrían coordinado la votación favorable con los legisladores, hecho que descartaría una nueva derrota. “Vamos a desplegarnos en el Congreso; cada presidente de partido ha estado en coordinación y diálogo con sus bancadas, seguirán hablando con ellas y esperamos tener los votos para la aprobación del veto”.

Desde el rechazo a la primera propuesta del Ejecutivo, los empleados públicos continúan sin reajuste y movilizados en contra de la propuesta.