Un trabajo legislativo dialogado entre senadores, expertos y el Gobierno es lo que esperan en el Ejecutivo en la discusión del proyecto de ley de despenalización del aborto en la Cámara Alta.

Así lo dijo la ministra de Salud, Carmen Castillo, al informar que desde La Moneda decidieron no ponerle suma urgencia a la iniciativa, por considerar que siete meses de debate es un tiempo suficiente.

“Se tienen que dar todas las oportunidades de diálogo. Sabemos que la Cámara Alta quiere escuchar distintas autoridades, distintos expertos, por lo tanto plazos que sean, ojala, no excesivos, pero si prudentes, y seis o siete meses estimamos que es una posibilidad”.

Frente a esto, y manteniendo la postura de su sector, el presidente de la bancada de los diputados de la UDI, Juan Antonio Coloma, dijo esperar que el proyecto no se apruebe en el Senado, y reiteró que si la iniciativa consigue luz verde, ellos recurrirán al tribunal Constitucional.

“Aquí lo único que nosotros queremos, para que no se caricaturice esto, es que la ida o nuestra presentación al Tribunal Constitucional, es simplemente que se cumpla la Constitución, para que se haga cumplir la Ley, y no intentar hacerle trampa a la legislación actual”.

“Eso le haría muy mal al país, y es por eso que desde ya, si es que el proyecto sale tal como está, que yo espero sinceramente que se modifique, recurriremos al Tribunal Constitucional”, dijo.

PUB/SVM