El ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, se refirió hoy al complejo escenario financiero que atraviesan dos de las principales empresas del Transantiago, Alsacia y Subus, y aseguró que no harán tratos especiales con ambos operadores.

El ministro Gómez-Lobo señaló a radio Cooperativa que “no podemos hacer tratos especiales para algunos operadores, menos aun cuando tienen bajos índices de cumplimiento, parte de los problemas de las empresas en que nosotros les descontamos fuertemente por no cumplir los planes operacionales”.

“Por lo tanto, no podríamos dejar de cursar esos descuentos como una especie de salvataje financiero para ella”, agregó.

El secretario de Estado sostuvo que “estamos garantizando la continuidad operativa de los servicios”, y en caso de que haya algún riesgo en la continuidad operativa de los servicios, “vamos a tomar medidas drásticas al respecto”

“Contamos con las herramientas en caso de haber algún riesgo a la operación de tomar medidas más firmes, como nombrar un administrador provisional”, aclaró el ministro de Transportes.

El titular de Transportes detalló que “en el caso de Subus, ellos se acogieron a una figura que se llama 'reorganización'. Por lo tanto, yo quisiera transmitir calma de que esta no es una quiebra”.

Sin embargo, los funcionarios de esa operadora indicaron que existe incertidumbre luego que el Décimo Sexto Juzgado Civil de Santiago diera inicio a un proceso de reorganización de la compañía, puesto que aseguran que hoy no saben quién es su empleador.

En el caso de la colombiana Alsacia, operadora del 25 por ciento del sistema, renegoció en 2014 una deuda con bancos norteamericanos, teniendo que pagar cada seis meses una cuota por 22 millones de dólares. Aquello no se hizo esta semana y se teme que tenga que recurrir a la Ley de Quiebras.

Frente a esto, el vocero de los trabajadores de Alsacia, Rodolfo Cid, confirmó que a raíz de los problemas económicos que afectan a la empresa, y la falta de claridad en las medidas que se abordarán, realizarán un paro el próximo martes 28 de junio junto a otros sindicatos del sector.

PUB/NL