El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, se refirió hoy al caso que involucra al ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, quien utilizó un jet privado de una empresa brasileña indagada por corrupción, y señaló que es “delicado y grave”. 

"Todos estos hechos que atentan contra la confianza pública, que profundizan la distancia que los ciudadanos tienen respecto de la política y que se ha generado precisamente a partir de hechos de financiamiento irregular de la política son delicados, son graves", aseguró Díaz. 

Asimismo, enfatizó en que ante estos casos es necesaria una explicación de parte de los involucrados, por respeto también a la ciudadanía. 

"Lo que está claro, lo he dicho siempre, es que todo aquel que se vea involucrado en esta situación tiene el deber -sobre todo si nos dedicamos a los asuntos públicos, a la política- de explicar las precisiones que se estimen necesarias”, dijo Díaz. 

También, recalcó que se deben dar explicaciones “no solamente cuando lo pide un fiscal, que por cierto corresponde de manera formal, sino porque también hay que satisfacer las legítimas expectativas de los ciudadanos de que las cosas se digan con transparencia y con verdad". 

Durante esta mañana, el partido Progresista aseguró que las acusaciones por el uso del avión de la empresa brasileña OAS, vinculada al escándalo de corrupción en ese país, se deben a “una alianza entre los sectores conservadores que están dentro de la Nueva Mayoría y de la derecha para afectar la candidatura del progresismo". 

Marco Enríquez-Ominami, por su parte, respondió a través de redes sociales y también acusó una campaña de desprestigio en su contra, frente a esto, el vocero de Gobierno dijo que "cada uno determina cómo responde".