La Comisión de Derechos Humanos del Senado, presidida por Alejandro Navarro, reactivó este miércoles la tramitación del proyecto de Ley de Identidad de Género, tras medio año de parálisis legislativa.

En la sesión, el Ejecutivo presentó varias indicaciones propuestas por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) para adopción por parte de parejas homosexuales.

La tramitación se reactivó luego de que la Sala del Senado acordara el pasado 1 de junio devolver la iniciativa a la Comisión de DDHH, pues en la Comisión de Constitución tenía nulas posibilidades de avanzar.

En la sesión de hoy, estuvo presente del ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, quien presentó 22 indicaciones al proyecto de ley que fueron trabajadas junto al Área Trans del Movilh.

“Entre las indicaciones más relevantes, destacan aquellas que permiten a hombres y mujeres mayores de edad y solteros, cambiar su nombre y sexo legal con un trámite simple en el Registro Civil, lo que terminará con la burocracia que nos impide ser identificados como queremos”, indicó la activista trans del Movilh, Paula Dinamarca.

Añadió que “el gobierno también acogió nuestra propuesta de que extranjeros, niñas y niños también pueden cambiar su nombre y sexo legal. En el caso de los menores de edad, el tema lo resolverá el Tribunal de Familia, teniendo siempre en consideración el interés superior del niño. Los tribunales de familias también resolverán las peticiones de cambio de nombre y sexo legal de las personas unidas en matrimonio”.

La dirigente precisó que del total de indicaciones del Ejecutivo “sólo estamos en desacuerdo en una, pues el Gobierno postula que las personas trans casadas anularán su matrimonio si piden cambio de nombre y sexo legal. Nuestra postura es que el matrimonio sólo se anule, si uno de los miembros de la pareja así lo solicita”.

“Si ambos casados están de acuerdo con que uno de ellos cambie su nombre y sexo legal, no debe ser el Estado el que se involucre en sus camas y además los despoje del matrimonio. No se trata de que porque accedo a un derecho debo renunciar a otro, por lo que buscaremos mejorar esta indicación”, redondeó Dinamarca.

Junto a activistas del Movilh y presentantes del Gobierno estuvieron presentes en la sesión de hoy Navarro y los senadores Manuel Antonio Matta, Jacqueline Van Rysselberghe, y Manuel José Ossandón, quienes en las próximas reuniones analizarán y votarán las indicaciones.

El proyecto de Ley de Identidad de Género ingresó a tramitación el 7 de mayo del 2013, contando en ese momento sólo con rechazo del Movilh, en tanto, mantenía la judicialización del cambio de nombre y sexo legal en tribunales, desestimando el trámite en el Registro Civil, y obviaba la realidad de niños y niños. Ello motivó una activa movilización del Movilh para que ambos aspectos fueron considerados, lo que finamente está ocurriendo.

PUB/CM