En una ceremonia histórica para los pueblos indígenas, el Ministerio de Bienes Nacionales entregó gratuitamente 2.287,77 hectáreas de terrenos de dominio fiscal a las comunidades mapuche–huilliches Quilipulli y Catricura Leuketro, en la comuna de Chonchi de la Provincia de Chiloé, para el desarrollo de proyectos turísticos y actividades productivas relacionadas con la madera, garantizando la conservación de los bosques.

La emblemática transferencia gratuita fue encabezada por el ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio, y el titular de Desarrollo Social, Marcos Barraza, a quienes las comunidades mapuche recibieron en un ambiente fraterno, satisfechas al tener ahora certeza jurídica sobre la propiedad de las tierras que brindan sustento a sus familias y comunidades.

“Hoy es un día histórico para la comunidad mapuche en la Isla Grande de Chiloé. Estamos dando otro paso importante para contribuir a resolver la deuda histórica del Estado y la sociedad chilena con los pueblos originarios”, expresó Osorio tras la firma de las actas de entrega de los decretos que convierten a las comunidades en dueñas de los terrenos.

El secretario de Estado señaló que desde hacía 11 años esas comunidades venían solicitando estas tierras, en un proceso que avanzó significativamente durante el primer Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet y luego quedó paralizado en la Administración anterior. “Con el actual Gobierno de la Presidenta Bachelet, el Ministerio de Bienes Nacionales retomó la petición y le dio curso en forma definitiva, para  hacer realidad el sueño de estas comunidades mapuche”.

Según precisó, si bien los terrenos se transfieren gratuitamente, en total están valorados en casi tres mil millones de pesos.

Por su parte, el ministro Barraza indicó que si bien la entrega de estas tierras es un paso significativo para las comunidades en la restitución de sus derechos, aún quedan desafíos "para dotarnos de una institucionalidad que permita avanzar y tener mejoras más sustantivas en los derechos colectivos de los pueblos, estamos legislando en torno a la creación del Ministerio de Pueblos Indígenas y el Consejo Nacional de los Pueblos Indígenas que nos permita tener una política pública más integrada y un espacio para el diálogo recíproco entre las comunidades y el Estado de Chile”.

Asimismo Barraza, subrayó la relación “virtuosa” que se ha producido entre el Ministerio de Bienes Nacionales y el Ministerio de Desarrollo Social en torno a las demandas de los pueblos indígenas.

El presidente de la comunidad Quilipulli, José Salomón Ojeda, manifestó que “este paso, el logro de este sueño, nos abrirá muchas puertas para lograr concretar proyectos que teníamos y que hoy, al ser dueños de la propiedad podremos cumplir; ello nos llena de felicidad y de profundo agradecimiento a la Presidenta Bachelet”.

Marcelo Javier Guaquel, presidente de la comunidad Catricura Leuketro, señaló que “esta es una felicidad grande, porque llevamos mucho tiempo esperando este momento, que tuvo muchos tropiezos, muchos sacrificios y penas, pero que gracias al compromiso del Gobierno y el diálogo nuestro con las autoridades, nos permitió recuperar nuestros territorios”.

El total de hectáreas de terrenos transferidas asciende a 2.287,77, y de estas 1.756 corresponden a la comunidad indígena Quillipulli, cuyas familias estarán en mejores condiciones para proteger y perpetuar su cultura, tradiciones y formas de vida. En tanto, la comunidad Catricura Leuketro, recibió el decreto por 531,55 hectáreas, que benefician a más de medio centenar de familias mapuche de esa localidad, especializada en la elaboración de productos derivados de la madera.

A la actividad asistió además el Director Nacional de la Conadi, Alberto Pizarro, que destacó que “la política de tierras ha sido una de las más importantes por mandato de la Presidenta Michelle Bachelet, ya que hemos entendido como Gobierno que es una manifestación de reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas, que va de la mano con un respeto por su cosmovisión, en la que la tierra juega un papel único en su cultura y su vida diaria”.

La ceremonia oficial de firma de las actas de entrega de las transferencias gratuitas se realizó en las dependencias de la Gobernación de Castro, y luego las autoridades fueron recibidas por las dos comunidades mapuche–huilliches en las tierras que ahora les pertenecen.

PUB/CM