Luego de que el ex candidato presidencial Marco Enríquez-Ominami declarara que la Presidenta Michelle Bachelet también se reunió con ejecutivos de la firma brasileña OAS, el Gobierno rechazó las acusaciones asegurando que “no nos parece correcto que para eludir responsabilidades se dispare para otros lados”.

En entrevista con radio Agricultura, ME-O afirmó que todos los candidatos hicieron uso de aviones privados y que Michelle Bachelet también se reunió con empresarios brasileños investigados hoy en el marco del escándalo político que involucra al ex Presidente de Brasil, Lula da Silva.

"Cuando Michelle Bachelet recibió a esos mismos ejecutivos y a Lula en noviembre de 2013, porque recordemos que Lula y el PT la apoyaron a ella y no a mi (…) ¿Bachelet anticipaba que esto iba a pasar? ¿Vinculamos a Bachelet por haberlos recibido en La Moneda?", preguntó Enríquez-Ominami.

Frente a esto, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, aseguró que “eso no es cierto esa reunión nunca se realizó. Es una afirmación completamente equivocada”.

“No me parece correcto que para intentar eludir responsabilidades propias, o hacerse cargo de una situación respecto de la cual se está exigiendo una explicación, se dispare para otros lados y se intente involucrar a todo el mundo en un hecho en que uno debe responder por sus propios actos", añadió el ministro.

En esa línea, Díaz enfatizó en que los gastos de Bachelet fueron declarados “tal como la ley lo exige” y señaló que "si alguien cree que el tiroteo permanente nos va a ayudar en algo en que se restablezca la desconfianza de los ciudadanos la verdad es que no va a ayudar en nada. Dejemos que cada institución haga su trabajo, no mezclemos peras con manzanas".

PUB/CM