La ministra Secretaria General de Gobierno, Paula Narváez, respondió a las críticas efectuadas por el ex presidente Ricardo Lagos, quien culpó en una entrevista a la actual Mandataria Michelle Bachelet de la implementación del Transantiago durante su primer mandato ( 2006-2010). Además, la titular de la cartera anunció que mañana viernes se realizará un nuevo consejo de gabinete en Cerro Castillo en Viña del Mar con el objetivo de definir la agenda legislativa para los últimos meses de la administración Bachelet. 

“Una política pública de la envergadura del Transantiago evidentemente pudo tener dificultades en su diseño e implementación, pero no creo que tengamos que estar discutiendo o tironeándonos para saber dónde está el problema (…) éste es un tema del pasado y este Gobierno está centrado en el futuro y en las soluciones”, remarcó. 

En este sentido, la vocera indicó que las críticas de Lagos respecto de la forma en que se llevó a cabo la implementación del sistema de transporte público es la opinión del ex jefe de Estado, agregando que el Ejecutivo está abocado a “solucionar los problemas, a hacer las cosas para las cuales estamos mandatados y entendemos que puedan haber diversas opiniones, tanto de él como de otros candidatos”. 

Asimismo, la secretaria de Estado descartó realizar un llamado a los candidatos para moderar el lenguaje, pues indicó que ellos “tienen un rol que cumplir y nosotros estamos abocados a llevar adelante nuestras tareas y obligaciones, no distraernos”. 

Por otra parte, Narváez indicó que el consejo de gabinete que se desarrollará en Cerro Castillo en Viña del Mar, tendrá por objetivo priorizar los proyectos de ley que el Ejecutivo mantiene en el Congreso Nacional, tal como lo pidieron los presidentes de los partidos de la Nueva Mayoría. 

Al respecto, según informó Narváez, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, elaborará un informe sobre los proyectos de ley que buscarán ser aprobados antes que termine el mandato de Bachelet, añadiendo que los conglomerados oficialistas harán lo mismos para consensuar posturas. 

PUB/CM