El ministro del Interior Mario Fernández comentó la crisis que vive Gendarmería tras la revelación de las pensiones millonarias de algunos ex funcionarios del organismo, además del mal uso de licencias médicas, situación que derivó el miércoles en la renuncia del director nacional del ente, Tulio Arce.

Ante esto, el jefe del gabinete dejó abierta la posibilidad de revisar la dependencia de la institución, aunque precisó que en la mayoría de los países del mundo la cartera de Justicia está a cargo del organismo.

“Es necesario revisar la institucionalidad de Gendarmería y tener en consideración su dependencia”, sostuvo a Radio ADN.

En ese sentido, señaló que “hay una tarea por delante que hay que abordar para estudiar la estructura de gendarmería, sin descartar su dependencia, para analizar cuál es la más adecuada. Cuando hay una revisión institucional no hay que descartar nada”.

Fernández además defendió a la ministra de Justicia Javiera Blanco, manifestando que las voces que piden la dimisión de la secretaria de Estado cometen "el típico modo erróneo de resolver los problemas”.

“Los ministros son nombrados por el Presidente y su mandato es revocable por la propia Presidenta. Los ministros están para llevar a cabo las tareas de su ministerio y resolver los problemas”, expresó.

Por último, el jefe de gabinete indicó que "la ministra, que es una buena ministra, una persona muy capaz, tendrá una muy buena oportunidad, con la debida difusión de adentrarse en lo complejo de esta situación. No lo veo como un amenaza, sino como una oportunidad”.

PUB/CM