Luego que se conociera que la presidenta de Brasil Dilma Rousseff, fue suspendida de su cargo este jueves por el Senado para someterla a un juicio político por maquillaje de las cuentas públicas, el Gobierno de Chile, a través de la Cancillería emitió un comunicado para comentar la situación.

Durante sus actividades  en Gotemburgo, la presidenta Michelle Bachelet y canciller Heraldo Muñoz fueron informados de la decisión del Congreso brasileño sobre Dilma Rousseff, quien fue suspendida de la presidencia por 180 días.

Al respecto, el comunicado oficial establece que “Chile ha seguido con atención los recientes sucesos políticos en Brasil, país de histórica relevancia económica, diplomática y cultural para Chile, incluyendo durante el periodo de la administración de la amiga Presidenta Dilma Rousseff, con la cual hemos mantenido excelentes relaciones”.

“El Gobierno de Chile expresa su preocupación por los acontecimientos de los últimos tiempos en esa nación hermana, los que han generado incertidumbre a nivel internacional, considerando la gravitación de Brasil en el ámbito regional”, continúa el documento.

“Sabemos que la democracia brasileña es sólida y que los propios brasileños sabrán resolver sus desafíos internos. En el intertanto, Chile reafirma su decidido respaldo al Estado de Derecho, los procesos constitucionales y las instituciones democráticas en Brasil y en cada uno de los países de América del Sur, elementos indispensables para resguardar nuestras democracias, fortalecer nuestra integración regional y nuestra inserción global.”, concluye.

Cabe recordar que la presidenta brasileña es considerada como cercana a Michelle Bachelet. Un ejemplo de ello fue la visita oficial que realizó a Chile en febrero pasado, en medio de la polémica por el juicio político.

PUB/NL