El Gobierno reaccionó ante los ataques, supuestamente terroristas, ocurridos en las últimas horas en el país: El bombazo que afectó una sucursal del Banco Santander en la comuna de La Cisterna, y el atentado incendiario que destruyó cinco camiones y maquinarias forestales en la comuna de Lanco, Provincia de Valdivia. 

El Ejecutivo anunció la presentación de querellas, por Ley Antiterrorista contra quienes resulten responsables de la colocación de detonación de un artefacto explosivo e el sector de los cajeros automáticos de la sucursal bancaria ubicada en la intersección de Gran Avenida con calle La Rioja, en la comuna de La Cisterna. 

Y por la Ley de Seguridad del Estado en contra de los cuatro encapuchados armados que perpetraron el ataque contra los camones y las maquinarias forestales en el fundo Aedo, ubicado entre las comunas de Lanco y Panguipulli. 

Por otro lado, por el caso del atentado incendiario que afectó una central hidroeléctrica en la comuna de Alto Biobío, la querella gubernamental será por incendio en contra de quienes resulten responsables. 

La determinación fue adoptada en una reunión que esta jornada se celebró en el Ministerio del Interior, encabezada por el ministro (s) Mahmud Aleuy. 

PUB/NL