Los ministerios de Salud y del Trabajo elaboraron un anteproyecto para crear un denominado Seguro Solidario para el Acompañamiento del Niño y Niña (SANNA), iniciativa que busca apoyar a los padres que deban acompañar a hijos mayores de un año y menores de 18 que deban recibir tratamiento producto de patologías o accidentes que requieran un mínimo de 10 días de hospitalización. Esto comprende a niños, preadolescentes y adolescentes que sean pacientes terminales de alguna afección o estén siendo sometidos a quimioterapia o radioterapia por cáncer. 

Según informó la Tercera, el seguro que tendría carácter universal, obligatorio y solidario, autorizaría al padre para faltar a su trabajo hasta 90 días (jornadas completas y no necesariamente de corrido). Un período que podría ampliarse hasta 180 días en modalidad de media jornada (según requiera el tratamiento). Plazo que, eventualmente, podría incrementarse en 90 días más, pero esta vez, sin goce de sueldo. 

Para apoyar económicamente a los padres que se ausentan de sus empleos y cubrir sus ingresos, el anteproyecto de ley propone un subsidio de 73,2 UF ($1.879.278). 

El ministro (s) de Salud, Jaime Burrows, destacó que “hay una voluntad por parte de la Presidenta Bachelet de sacar adelante el seguro”. 

Por su parte, la ministra de Trabajo, Ximena Rincón, explicó se está analizando el financiamiento de la medida y manifestó que “el proyecto está estudiado, en su mecanismo y fórmula, y ahora está en Hacienda”. 

En tanto, la diputada independiente Karla Rubilar sostuvo que “este proyecto está listo desde mediados del año pasado, y mi expectativa es que la Presidenta dé la orden a Hacienda para aprobarlo y mandarlo, porque no se puede demorar más”. 

PUB/JLM