El vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, se refirió este viernes a la propuesta del obispo Alejandro Goic de un nuevo salario ético cifrado en 400 mil pesos, señalando que “son propuestas que hay que considerar”.

“Nos interpela éticamente y no solamente al Gobierno, a los empresarios, al conjunto de la sociedad, porque tenemos todavía déficit enormes en términos de equidad en Chile”, señaló Díaz.

“Este es un país que ha crecido mucho, pero no ha sido capaz de que ese crecimiento se traduzca en una elevación sustancial de la calidad de vida en términos más equitativos, y es por eso que el programa de reformas de la Presidenta Bachelet tiene que ver con el objetivo de hacer de Chile un país más equitativo”, agregó el secretario de Estado.

Cabe recordar que el obispo Goic dijo que con el sueldo mínimo ya no se puede vivir y afirmó que “cerca de 400 mil pesos debería ser el nuevo sueldo ético, con el alza de la vida en estos cerca de diez años. Aunque, insisto, ese es un cálculo que hay que hacer, con cuánto dinero puede vivir una familia con dignidad, pero sin duda que 250 mil pesos ya es muy poco”.

Por otro lado, el vocero Díaz aseguró que en los próximos dos años el Gobierno se centrará en “la correcta implementación de las reformas, en terminar las tareas pendientes y en lograr que esas reformas empiecen a impactar positivamente en la calidad de vida de los chilenos, como lo está haciendo la gratuidad”.

Entre las "tareas sustantivas" que restan por delante, la autoridad mencionó "la nueva educación pública, la reforma a la educación superior, el proceso constituyente, la despenalización de la interrupción del embarazo y la reforma laboral, que va a ser ley de la República antes del próximo 21 de mayo".

Consultado por ataques incendiarios registrados en las últimas horas en la región de La Araucanía, el ministro Díaz señaló que “existe es preocupación y estamos actuando en consecuencia”.

Además, añadió que frente a este tema “hay reuniones permanentes, hay coordinación tanto en el territorio mismo, como aquí a nivel del Ministerio del Interior y Seguridad Pública”, y “vamos a ejercer todas las acciones que sean pertinentes para que hechos de carácter delictual sean sancionados como lo establece nuestra legislación”.

Respecto de las críticas del presidente de la UDI, Hernán Larraín, al proceso constituyente, Díaz remarcó que “las encuestas reflejen un alto respaldo” a la iniciativa “porque los chilenos quieren sentirse protagonistas de la construcción de las reglas que nos rigen como país”.

“Las sociedades tienen el derecho de ser protagonistas de la construcción de su futuro. Y una de las cuestiones fundamentales para definir el rumbo de un país y cuáles son esas normas que nos regulan es la Constitución”, añadió.

El secretario de Estado reiteró la invitación a que “nos sumemos con convicción, con defensa de nuestras ideas, nuestras posiciones, pero sin temor a un proceso que cuenta con respaldo ciudadano y que va hacer bien para el presente y el futuro de Chile”.

Iglesia Católica respaldó a Goic: “Necesitamos que todos tengan una vida digna"

El arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, junto a obispos auxiliares y vicarios respaldaron este viernes la postura del obispo Alejandro Goic respecto a la idea de actualizar el sueldo ético a cerca de $400 mil pesos, señalando que la iglesia aboga por que “todos puedan tener una vida digna”.

“Es una idea que viene de la doctrina social de la Iglesia. Nosotros no somos expertos en economía, pero tenemos siempre un contacto muy directo con la gente y sabemos que quienes reciben el sueldo mínimo, la preocupación que tienen es mantener a su familia”, señaló Ezzati.

"Me sucede muy a menudo, caminando por la calle frente a un supermercado, que algunas ancianas me detengan y me digan: aquí va todo lo que ha sido mi sueldo de este mes. Eso no es digno de las personas. En un país tan desarrollado como Chile, necesitamos equilibrar nuestras entradas para que todos puedan tener acceso a una vida digna”, enfatizó el cardenal.

Asimismo, el arzobispo de Santiago aseguró que este es un tema que implica a “toda la comunidad” y que, si bien la propuesta la lanzó el obispo Goic, esto también "le compete a la iglesia en general”.

Por su parte el obispo auxiliar y vicario General, Fernando Ramos, señaló estar “totalmente de acuerdo con lo que dice Monseñor Goic en cuanto a que con $250 mil, una familia de cuatro personas no logra salir de la extrema pobreza, es bajísimo. Por esto sería bueno que existiera un diálogo social con las empresas de cómo hacemos que las personas de menos ingresos se puedan acercar a los $400 mil”.

"Lo que hay que apuntar es a mejorar las relaciones de diálogo y de búsqueda de entendimiento al interior de las empresas, de manera que juntos, tanto ejecutivos como trabajadores y todos los que trabajan en una empresa, puedan buscar el bien común, cómo buscar un mejor entendimiento para que aquellos que tienen ingresos más bajos puedan alcanzar un nivel mejor de ingresos”, añadió.

El también obispo, Galo Fernández, comentó sobre la propuesta del sueldo ético y manifestó que “Goic ha vuelto a poner este concepto del sueldo ético, que es distinto del sueldo mínimo legal, de algún modo haciendo presente que el sueldo tenga que alcanzar par que la gene pueda vivir”.

“Si uno saca cuentas, el sueldo mínimo no es suficiente para que una familia pueda sostenerse, vivienda, alimentación, saludo, tantas cosas necesarias. Es un tema que nos invita a poner la equidad en nuestro país en primera plana”, agregó Fernández.

Si bien las autoridades de la iglesia explicaron que el ideal sería un piso de 400 mil pesos, tendrán que ser los expertos quienes vean si esa posibilidad es viable.

“Es una cifra simbólica. Tendrían que ser los expertos los que tendrían que decir cuánto, de verdad, necesita una familia pequeña para vivir con básica dignidad. Yo soy testigo de tanta gente que tiene un trabajo con contrato, con todas las de la ley y, sin embargo, tiene que vivir pidiendo ayuda a otros familiares”, aseguró el obispo Fernández.

Asimismo, el vicario de la pastoral social Caritas, Andrés Moro, afirmó que “Alejandro nos plantea un tema ético no técnico, pero si uno saca la cuenta simplemente reajustando el IPC sobre los $250 mil que planteó monseñor Goic hace 9 años, hoy llegamos a $403 mil. Por lo tanto el planteamiento de un sueldo ético ahora, no es una locura aplicando ese reajuste a la fecha".

Finalmente, el vicario para la Educación, Tomás Scherz, también abordó la propuesta del obispo Alejandro Goic, planteando la idea de “buscar elementos de redistribución”.

“Siempre se va a producir una tensión con un experto en economía. Las diferencias de sueldo que tiene nuestro país es de las más escandalosas del mundo”, puntualizó Scherz.

PUB/CM