Google Chile y la Brigada Investigadora del Cibercrimen de la Policía de Investigaciones de Chile - PDI, anunciaron la disponibilidad del programa de Anuncios Disuasivos, una herramienta del buscador de Google que busca promover  y apoyar la lucha contra el abuso sexual infantil en Internet en el país. 

La herramienta funciona con un mecanismo similar a la plataforma publicitaria Google AdWords, donde se muestran anuncios comerciales relacionados a una consulta determinada en el Buscador. En este caso en concreto, al realizarse una búsqueda con términos relacionados a la pornografía infantil o a la pedofilia, el buscador de Google muestra automáticamente una advertencia que destaca que “La pornografía infantil es ilegal” invitando a los usuarios a denunciar o buscar ayuda en la PDI para la prevención y lucha contra este delito.

Al hacer click en el anuncio, este explica cómo y dónde denunciar el material de abuso sexual infantil o cómo buscar ayuda de forma confidencial a través de la Brigada del Cibercrimen de la PDI. Igualmente destaca que Google trabaja “con expertos en la protección de la infancia para encontrar, remover y denunciar material de este tipo, porque deseamos que nunca aparezca en nuestros productos, incluyendo resultados de búsqueda”.

La iniciativa conjunta busca alertar a los usuarios de la ilegalidad de los contenidos relacionados con menores de edad desnudos o en actitud sexual y desmotivar la descarga y el intercambio de este material.

Según estadísticas de la Policía de Investigaciones, desde el 2010 a la fecha, se registran en Chile 183 detenciones de individuos donde se comprobó la producción, almacenamiento y distribución de material relacionado a la pornografía infantil.

Para el prefecto inspector Hugo Pérez, jefe Nacional de Delitos Económicos y Medio Ambiente, señaló que “esta iniciativa en conjunto con Google responde a la constante preocupación que existe por proteger la integridad y derecho de los menores, más aún, teniendo en cuenta que los padres les regalan sus hijos a más temprana edad, equipos electrónicos como tablets, smartphone o notebook, donde pueden estar conectados por largas horas y donde los padres no saben con qué personas se comunican o en qué sitio virtual navegan sus hijos todos los días”.

Por su parte, Alejandra Bonati, gerente de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Google Chile, destacó la iniciativa señalando que “a través de nuestras diferentes herramientas y tecnologías luchamos constante para establecer barreras contra este tipo de delitos que ensombrecen el enorme valor que tiene internet para todos”.  

PUB/CM